KC Admitelo… para Indira sobre la fe.

 

  _____ 

De: Conciencia_Universal@yahoogroups.com [mailto:Conciencia_Universal@yahoogroups.com] En nombre de Keith Coors Enviado el: Lunes, 08 de Agosto de 2005 12:31 p.m. Para: Conciencia_Universal@yahoogroups.com Asunto: [Conciencia_Universal] RE: KC Admitelo… para Indira sobre la de.

Hola de nuevo Indira. Creo entender lo que me quieres decir con tu explicación de la fe,
pero difiero en que la fe sea imaginación solamente.
Quizá la fe inicie con la imaginación.
Explico. Puedo imaginar muchas cosas, imaginar que viajo volando
desde la luna hasta Marte, sin necesidad de naves o vehículos de
ningún tipo. Puedo hacer eso sin dificultad y con mucha vehemencia.
Puedo imaginarme un plan para asesinar a cierta persona que es
merecedora de mi odio, puedo imaginarme a esa persona yaciendo sin
vida ante mi, y puedo imaginar mi expresión de satisfacción al verle
de ese modo. Puedo hacer eso sin dificultad y con mucha vehemencia.
Es más, admito que me he imaginado ambas cosas. Pero dudo mucho que
eso sea fe. ¿En qué momento nuestra imaginación migra hacia la fe?
Yo creo que cuando aparte de imaginar, DESEAMOS con suficiente
vehemencia que nuestra imaginación se convierta en realidad, en ese
momento comienza la fe. Me parece que la viceversa también es el
inicio de la fe, es decir cuando deseamos que la realidad se
convierta en lo que imaginamos. Hay otros caminos, como el que se sigue para adquirir la fe
religiosa, quizá opine de ese camino en otra ocasión.

Quiero abordar el camino que tú sugeriste.
Se me ocurre que podemos imaginarnos muchas cosas, una infinidad de
posibilidades surgen en este marco. Parece lógico pensar que cuando
deseamos que lo imaginado se haga realidad es cuando empezamos a
fabricar nuestra fe. He oído decir a mucha gente pobre "tengamos fe
en que nuestra situación económica cambiará" pero no he visto cambios
apreciables en su economía. Supongo que en sus mentes ocurre eso que
llamas imaginación y desarrollan imágenes mentales de ellos mismos
quizás comiendo manjares, o teniendo una casa mejor, o teniendo
mejores expectativas de salud. Al expresar su deseo de que esto pase
comienza su fe.
Pero ¿basta con imaginar y desear las cosas para que sucedan? Yo
pienso que ese proceso no es garantía de que sucederá. Aun con una fe
grande, considero poco probable que por esa sola causa las cosas
cambien su natural proceso. Yo pienso que se requieren de otras
cosas. No es lo mismo correlación que causa. Hay un aspecto que no queda claro de este proceso que llamaré fe
imaginativa ¿En que casos si funciona y en que casos no? Supongamos
que el ejemplo que mencionas es obra de la fe, que la llamada o la
visita que recibiste es obra de tu fe, que atrajiste el suceso
deseado con el poder de tu fe.
Ahora imaginemos que se te ocurre imaginar que de pronto, de la nada,
aparece en tus manos un periódico y lo deseas con ahínco, con fe
¿funcionaría igual? ¿Se materializará en tus manos el periódico que
deseas? ¿Cuál es la diferencia entre ambos casos? ¿La fe funciona
mejor con asuntos que podían haber sucedido de cualquier otra forma?
¿Qué seguridad tengo de que funcione en el asunto que yo deseo?
Imagino a diario que mi hijo que vive a 90 km de aquí me llama por
teléfono. No lo ha hecho en casi un año. ¿No me llama porque no tengo
fe? La falta de respuestas a estas interrogantes que me he hecho y que he
formulado a otras personas es lo que me hacen seguir otros caminos. A
veces la gente se ofende con mis preguntas, piensa que cuestiono su
fé, cuando en realidad lo que deseo es saber más. Si alguien puede
responder sin ambigüedades a mis preguntas se lo agradeceré
infinitamente.

Recuerdo que el hermano de una amiga, en ese entonces estudiante de
la preparatoria, cuando tenía exámenes de matemáticas se levantaba
temprano a rezar con fe a la virgen de la localidad. No estudiaba, no
hacía otros esfuerzos, simplemente oraba con fe pidiendo que se le
concediera aprobar el examen en cuestión. Nunca aprobó de esa forma.
Ante este repetido fracaso mi amiga me pidió que lo asesorase;
finalmente aprovechó mi disposición para asesorarle y además, un poco
a regañadientes, tuvo que estudiar horas extra. Finalmente logró
aprobar sus exámenes de matemáticas. Aun así iba a rezar. Quizá su
capacidad de auto-convencimiento le llevó a creer que era mejor rezar
que estudiar. Si estudiaba un poco más quizá aun así, para él, era su
fe la responsable del éxito en el examen. Quizá hubiera una
correlación entre fe y éxito, pero no creo que haya sido la única
causa. Pero eso no lo es todo con el tema de la fe. Hay otros asuntos en los que al parecer la fe funciona como una causa
preponderante. Por ejemplo, para vencer los miedos internos.
Supongamos que soy candidato a un puesto de elección popular en mi
pueblo. Para iniciar el proceso de campaña quizá me convenga tener fe
en mi mismo, en mis capacidades, deberé imaginar que en realidad
podré triunfar. Deberé tener fe en la capacidad de los integrantes
del equipo de trabajo que me apoya. Debo creerlo firmemente,
repetírmelo todos los días, para vencer mis propios temores relativos
al fracaso de esta empresa. Debo verme sentado detrás del escritorio
del edil de quien aspiro el puesto. Debo generar esa imagen en mi
mente día tras día. Eso que llamamos fe en uno mismo puede ser una
excelente herramienta para vencer temores Pero quizás no sea suficiente, quizás aparte de la fe deba tener
voluntad de hacer lo correcto, voluntad de no claudicar, voluntad de
ser un candidato digno para el puesto en cuestión. La fe en mi mismo
puede ser un factor de lo más importante, aunque quizá no el único. Y aun así ¿Es la fe lo que ha hecho que venza mis miedos? ¿Podríamos
afirmar que es la fe y no la CONFIANZA en uno mismo? ¿Qué diferencia
hay entre ambos conceptos?
En este punto le doy un voto a la fe.

Creo que la fe puede llevarnos al convencimiento de muchas cosas.
Pienso que es un elemento válido para lograr ese auto-convencimiento,
en especial si nos convencemos de algo positivo, algo bueno, algo que
tiene fines bondadosos, altruistas, constructivos. Ejemplos de este
tipo de fe conozco muchos, muchos más de lo que quizás hayas
imaginado. Simplemente no hablo mucho de ellos.

KC

Anuncios

About keithcoors_00

Yo soy yo. Creo que no hay otro. Crítico social. Terrícola por nacimiento y convicción (ésta última la más importante). Mexicano por accidente pero orgulloso de serlo. Escéptico, agnóstico, científico, cáustico, irónico, sarcástico, estocástico y otros calificativos esdrújulos Apariencia aparentemente engañosa, pero consistente. Promotor de proyectos de energía renovable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: