William D. Phillips

La ciencia ¿hace que la creencia en dios sea obsoleta?

¡Absolutamente no!

Ahora que tenemos explicaciones científicas de los
fenómenos naturales que mistificaron nuestros antepasados, muchos
científicos y no científicos creen que ya no hay necesidad de apelar a
un Dios sobrenatural para las explicaciones de cualquier cosa, con lo que Dios resulta
obsoleto. En cuanto a las personas de fe, muchos de ellos creen que la
ciencia, al ofrecer estas explicaciones, se opone a su entendimiento de
que el universo es la creación amorosa y llena de propósito de Dios. Dado
que la ciencia niega esta creencia fundamental, concluyen que la
ciencia se equivoca. Estos muy diferentes puntos de vista comparten una
convicción común: que la ciencia y la religión son enemigos
irreconciliables. Ellos no lo son.

Soy un físico. Realizo investigación dentro de la corriente principal; publico en revistas con arbitraje; presento mi
investigación en reuniones profesionales; formo estudiantes e investigadores postdoctorales; trato de aprender de la naturaleza
sobre cómo funciona la naturaleza. En otras palabras, soy un científico
común. También soy una persona de fe religiosa. Asisto a la iglesia,
y canto en el coro; voy a la escuela dominical; rezo con
regularidad; trato de "hacer justicia, amar la misericordia, y caminar
humildemente con mi Dios." En otras palabras, soy una persona común de
la fe. Para muchas personas, esto me hace una contradicción – un científico serio que seriamente cree en Dios. Pero para muchas más personas, soy alguien como ellos. Aunque la mayor parte de la atención de los
medios va hacia los estridentes ateos que afirman que la religión es una tonta
superstición, y hacia los escandalosos religiosos creacionistas que niegan
la evidencia clara de la evolución cósmica y biológica, la mayoría
de la gente que conozco no tiene dificultades para aceptar el
conocimiento científico y la celebración de la fe religiosa.


Como un físico experimental, exijo pruebas, experimentos
reproducibles, y rigurosa lógica para apoyar cualquier hipótesis
científica. ¿Cómo puede esa persona basar su creencia en la fe? De hecho
hay dos preguntas: "¿Cómo puedo creer en Dios?" y "¿Por qué creer en
Dios?"

Sobre la primera cuestión: un científico puede creer
en Dios porque esa creencia no es una cuestión científica. Las declaraciones científicas deben ser "falsable". Es decir, debe existir algún
resultado que por lo menos en principio, podría demostrar que la
declaración es falsa. Yo podría decir, "la teoría de Einstein de la
relatividad describe correctamente el comportamiento de los objetos
visibles en nuestro sistema solar." Hasta el momento, mediciones extremadamente
cuidadosas no han podido demostrar que la declaración falsa,
pero podrían (y algunas personas han invertido sus carreras
tratando de ver si lo hacen). Por el contrario, los estados religiosos
no son necesariamente falsables. Yo podría decir, "Dios nos ama y
quiere que os améis unos a otros." No puedo pensar en nada que pueda
demostrar esa declaración como falsa. Algunos podrían argumentar que si yo
fuera más explícito acerca de lo que quiero decir con Dios y los demás
conceptos en mi declaración, se convertiría en falsable. Sin
embargo, este argumento pierde el punto. Se trata de un intento de
convertir una declaración religiosa en una teoría científica. No hay
ningún requisito por el que cada declaración deba ser una declaración
científica.
Tampoco las declaraciones no científicas son inútiles o simplemente
irracionales porque no son científicas. "Ella canta maravillosamente."
"Él es un hombre bueno." "Te quiero". Estos son todos declaraciones
no-científicas que pueden ser de gran valor. La ciencia
no es la única forma útil de ver la vida.

Y con respecto a
la segunda pregunta: ¿por qué creo en Dios? Como físico, me fijo en la
naturaleza desde una perspectiva particular. Veo un universo ordenado y
hermoso en el que casi todos los fenómenos físicos se pueden
entender a partir de unas simples ecuaciones matemáticas. Veo un
universo que, si se hubiera construido algo diferente, nunca habría
dado a luz a las estrellas ni a los planetas, y mucho menos las bacterias
y las personas. Y no hay ninguna buena razón científica de por qué el
universo no debió haber sido diferente. Muchos buenos científicos han
llegado a la conclusión a partir de estas observaciones que un Dios inteligente
debió haber optado por crear el universo con tanta belleza, simple, y
con propiedades para generar vida. Muchos otros científicos igualmente buenos,
sin embargo, son ateos. Ambas conclusiones son las posiciones de la fe.
Recientemente, el filósofo y durante mucho tiempo ateo Anthony Flew cambió de opinión y decidió que, sobre la base de esas pruebas, debería
creer en Dios. Encuentro estos argumentos sugerentes y de apoyo para la
creencia en Dios, pero no concluyentes. Creo en Dios porque puedo sentir
la presencia de Dios en mi vida, porque puedo ver las pruebas de bondad
de Dios en el mundo, porque creo en el amor y porque creo que Dios es
Amor.

¿Esta creencia me hace una mejor persona o un físico
mejor que otros? Difícilmente. Conozco a un montón de ateos que son
tanto mejores personas como mejores científicos que yo. Pienso que esta creencia me
hace mejor que lo que yo sería si no creyera. ¿Estoy libre de dudas acerca de
Dios? Difícilmente. Si tiene alguna pregunta sobre la presencia del mal
en el mundo, el sufrimiento de niños inocentes, la diversidad de
pensamiento religioso, y otros imponderables suelen dejarme preguntando
si estoy en lo correcto, y siempre me dejan consciente de mi ignorancia.
Sin embargo, sí creo, porque más debido a la ciencia que a pesar de ella, pero en
última instancia sólo porque creo. Como el autor de Hebreos lo escribió: "la fe es la sustancia de lo esperado, la prueba de las
cosas no vistas".

William D.
Phillips, premio Nobel en física, es asociado del Joint Quantum Institute de la Universidad de Maryland y del Instituto Nacional de
Estándares y Tecnología.

http://www.templeton.org/belief/

Anuncios

About keithcoors_00

Yo soy yo. Creo que no hay otro. Crítico social. Terrícola por nacimiento y convicción (ésta última la más importante). Mexicano por accidente pero orgulloso de serlo. Escéptico, agnóstico, científico, cáustico, irónico, sarcástico, estocástico y otros calificativos esdrújulos Apariencia aparentemente engañosa, pero consistente. Promotor de proyectos de energía renovable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: