Pervez Amirali Hoodbhoy

La ciencia ¿hace que la creencia en dios sea obsoleta?

No necesariamente…

Pero debes encontrar un dios amigable y compatible con la ciencia. En primer lugar, intenta buscar en el Olimpo de los
creadores disponibles. Inspecciona cuidadosamente. Si no se ajustan a tus especificaciones, inventa uno.

El dios de tu elección
debe ser un severo supervisor de principios divinos. La ciencia no toma con amabilidad a una deidad que, por estar irritado o eufórico, deja a
un lado principios
sismológicos o cosmológicas y provoca que la luna tiemble, que la
tierra se quiebre en dos, o el universo de repente se detenga en su
expansión. Este dios debe, entre otras cosas, ser estoicamente
indiferente a súplicas para cambiar las condiciones meteorológicas
locales, tarea que ya ha sido asignada a la disciplina de dinámica
de fluidos. Por lo tanto, los pueblos indígenas, aun si danzaran
con enorme energía en torno a tótems, no deberán provocar ni siquiera la caída de una
gota de lluvia sobre el suelo tostado. Tu dios obediente de reglas y respetuoso de la
ciencia igualmente renunciaría a atender a cristianos lacrimosos cantando el libro de Job, a piadosos hindúes recitando
febrilmente
el havan yajna, o a circuspectos musulmanes ejecutando la
salat-i-istisqa mientras enfrentan el Santo Ka'aba. Las
ecuaciones de flujo de fluidos, y no el número de suplicantes ni la seriedad o
calidad de sus oraciones, determinarán los resultados de la meteorología.
Esto es algo lamentable porque uno podría imaginar la reunión de fieles
de todas las religiones en una gran
oración simultánea mundial de que
aleje los efectos perniciosos de origen antropogénico d el el
cambio climático mundial.

Tu dios elegido no podría
atender peticiones privadas para la buena salud y longevidad,
prevenir un accidente aéreo, o enviar ay a la demanda para el enemigo.
Consciente de la microbiología y la fisiología, no puede curar la lepra
de los afectados sumergiéndolos en los ríos o dejar a los
seres humanos permanecer indemnes después de haber sido
devorados por un enorme pez. Viajes a velocidades mayores que la de la luz viaje estarían también fuera de toda cuestión, incluso para los profetas y mensajeros especiales. En
cambio, tu dios debe hacer que el mundo funcione en apego a la ley hasta de la carta, siguiendo muy de
cerca el Libro de la Naturaleza.

Un creador científico debe
saber, sin duda, muchísimo de la ciencia. Para diferenciar entre las
innumerables universos ofrecidos por la teoría de súper cuerdas debe ser un dolor
de cabeza. La química de ajuste fino para generar proteínas complejas y,
a continuación, iniciar una cascada de mutaciones que transforman a un microbio
en hombre, tampoco es cuestión trivial. Pero se debe tener en cuenta que hay
límites definidos para el conocimiento divino: Dios sólo puede saber el lo que es posible saber. Omnisciencia y ciencia no van bien juntas.


La dificultad con la omnisciencia – incluso con respecto a una partícula
tan  humilde como el electrón – ha sido reconocida como un problema desde
el decenio de 1920. Las partículas subatómicas muestran una desconcertante y
sutil elusividad que desafía incluso los esfuerzos más sofisticados para medir algunas de sus propiedades. La impredecibilidad es
intrínseca a la mecánica cuántica, la rama de la física que todas las
partículas parecen obedecer empíricamente. Este descubrimiento perturbó tanto a Albert Einstein que decidió rechazar la mecánica cuántica, pronunciando la famosa frase acerca de que Dios no podía "jugar dados con el universo". Pero
resultó que las objeciones de Einstein no tuvieron efecto; la incertidumbre es
fundamental. Por lo tanto, cualquier
deidad respetuosa de la ciencia que
elijamos puede estar informada en forma incompleta, al menos, algunos
aspectos de la naturaleza.

¿Es uno excesivamente audaz,
tal vez impertinente, en el establecimiento de los términos de
referencia para una entidad divina? No realmente. Los seres humanos
siempre han elegido sus objetos de culto. Entre más inteligentes los humanos, más inteligentes los Dioses que inventan. Representaciones
antropomorfas, como un Dios con brazos de pulpo están un poco fuera de
moda hoy en día, pero fueron enormemente populares sólo unos siglos
atrás. Además, algunas personas podrían oponerse a vincular a Dios y a los
humanos a las mismas reglas de la lógica, o tal vez incluso compartir
el mismo marco espacio-temporal. Pero si abandonamos esta demanda
esencial
después poco se mantendrá. La razón y las
evidencias pierden significado y se sustituyen por tradición,
autoridad y revelación. Entonces sería malo para nosotros tener 2 + 2 =
5, pero estaría bien para Dios. Siglos de progreso de la humanidad se convertirían en nada.

Enfrentémoslo: el día del Dios-en-el-Cielo pasó hace mucho tiempo. En la Era de la ciencia, la religión se ha reducido, y el Dios medieval de las clásicas religiones ha perdido reputación y territorio. Hoy en día la gente contrata campañas para mejorar la confianza en
Dios, pero todavía toman antibióticos cuando se enferman. Las líeas aéreas cuyos dueños son Musulmanes inician un vuelo con
oraciones, Pero piden a los pasajeros ajustar su cinturón de seguridad de todos modos, y muchos sospechan que las personas que se levantan milagrosamente de
los muertos esta banprobablemente no muy muertos para empezar. Hoy en día
si oyes una voz que te indica que el sacrifiques a tu único hijo,
probablemente le informes a las autoridades en lugar de arrojar al
pobre chico desde una montaña. La antigua confianza está desapareciendo.


No obstante, sigue existiendo la tentadora perspectiva de un poder
divino en algún lugar "allá afuera" que dirige un
universo misterioso, pero
escrupulosamente libre de milagros. En este universo, Dios puede
elegir actuar de maneras ingeniosas que parecen milagrosas. Sin
embargo, estos "milagros" no es necesario que violan leyes físicas.
Intervenciones extraordinarias, pero legítimas, en el mundo físico
permiten túneles
cuánticos a través de los agujeros de gusano cósmicos
o que ciertas simetrías aparezcan en forma espontánea. Sería perfectamente
justo para un dios sabio de ciencia utilizar la dinámica no
lineal de modo que diminutas fluctuaciones aumentaran rápidamente hasta
causar resultados globales -el famoso "efecto mariposa" de la teoría del
caos determinista.

Nietzsche y los teotanatologistas se
equivocaron: Dios no está ni muerto ni a punto de morir. Aun cuando el
divino hábitat se encoge ante el agresivo avance de la ciencia, la espuma
cuántica de espacio-tiempo crea universos
de repuesto en forma abundante, ofreciendo suficiente espacio tanto para un Dios cienci-amigable, así como para
los auto-llamados "
no creyentes profundamente religiosos" como
Einstein . Muchos eminentes profesionales de la ciencia han logrado
persuadirse a sí mismos de que no hay contradicción lógica entre la fe y la creencia,
al encontrar un
Dios adecuado, o vistiendo apropiadamente a un Dios tradicional. Inseguros de por qué sucede que existen, los seres humanos probablemente volteen hacia los cielos, para siempre, en busca de sentido.

Pervez Amirali Hoodbhoy es presidente del departamento de física en
la Universidad Quaid-e-Azam en Islamabad, Pakistán, y es el autor de Islam
y Ciencia: La ortodoxia religiosa y la Batalla por la racionalidad.
Anuncios

About keithcoors_00

Yo soy yo. Creo que no hay otro. Crítico social. Terrícola por nacimiento y convicción (ésta última la más importante). Mexicano por accidente pero orgulloso de serlo. Escéptico, agnóstico, científico, cáustico, irónico, sarcástico, estocástico y otros calificativos esdrújulos Apariencia aparentemente engañosa, pero consistente. Promotor de proyectos de energía renovable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: