¿Juega dios a los dados? Parte I y Parte II – The end

*Be cool Keith, recién puedo contestarte…*

El hecho que tú aseveres que “no hay tal cosa como “ciencia oficial” (sic) y que… “muchas veces te has declarado totalmente en contra del uso de ese calificativo”, es tu libertad de opinión y el hecho que tu u otra persona, lo niegue, no es relevante. Para mí, sigue existiendo. Y por tu respuesta, quizás no entiendes el sentido de la denominación “ciencia oficial”, aquí unos alcances:

  1. Partimos con el significado etimológico de Ciencia: del latín “scire”, que significa saber, es decir *ciencia** es conocimiento*, así de simple, en libertad… En cambio, cuando me refiero a “ciencia oficial u ortodoxa” corresponde aquella que se limita expresar información y/o conocimiento derivado *exclusivamente* de la experiencia sensible; contando además, con el respaldo irrestricto y mayoritario de las instancias científicas oficiales (es decir académicas y gubernamentales, amen de corporaciones económicas). Esta “armadura” tiene como misión proteger sus paradigmas a ultranza y desacreditar persona/científico o teoría, que no esté dentro de su ámbito de control, es decir, de poder.
  2. Lo antes mencionado, crea una estructura, crea una tela de araña burocrática, haciendo que para la aceptación de nuevos conocimientos, la “ciencia oficial” requiera la conformidad de toda su comunidad científica (la oficial, que es internacional) y que “su” tecnología le compruebe las teorías enunciadas por “sus “científicos. 
  3. No estoy en contra de la Ciencia, estoy en desacuerdo con el método de la “ciencia oficial” de rechazar, negar o ridiculizar teorías que no comprende y que pasados unos años tiene que aceptar, como es testigo la historia.
  4. Lo antes expuesto, no tiene nada que ver con lo mencionado por ti: Nohay nadie que oficialice…”… registro oficial de la ciencia”… nuevos modelos científicos “destruyendo”, en apariencia, los anteriores… “des-oficializando” los modelos anteriores…”certificados” de
    oficialidad científica….¿Por que? Porque la existencia de la ciencia
    oficial, *no es oficial,* es una percepción de una “entidad” que se
    manifiesta a través de un comportamiento determinado y sostenido en el
    tiempo, contra todo nuevo conocimiento. Situación homóloga, a la que
    ocurre respecto al “sistema”: el estar dentro o fuera de el.
  5. La “ciencia oficial” afirmaba que la tierra era plana, que la tierra era el centro del universo o que no existían microorganismos invisibles al ojo humano, etc., etc., etc.… Mientras esto era el conocimiento oficial, ya existían teorías underground que afirmaban lo contrario …
  6. Hoy, en plena era de la tecnología e infraestructura de la información y comunicación que facilitan la expansión de la mente de la humanidad y por ende, la impulsa no solo a caminar, sino a volar (a los más osados) por nuevos espacios multidimensionales, la “ciencia oficial” ya no es necesaria, ha perdido su poder ante un enorme contingente de seres humanos que re-unidos en núcleos (multidisciplinarios) comparten nuevos conocimientos y que ya no necesitan quórum o una acreditación oficial para validar la expansión del conocimiento, ello “retraza” el seguir “viendo” nuevos aspectos de la realidad. Y al respecto, insisto (no es una balandronada, como tú dices) para ciertos seres *el quantum* no es tan diminuto: *es una pelota de fútbol*, comparado con las aún más diminutas partículas que existen y que la “ciencia oficial” aún no detecta.
  7. Para finalizar mi replica, a tu pregunta: ¿Cómo se relacionan los niveles de consciencia con la física cuántica? Mi respuesta es: Así como la física ha ido evolucionando o mejor dicho ha ido haciendo visible partículas mas y mas pequeñas, hasta llegar al quantum, lo cual ha permitido crear “escenarios” para la conformación de estructuras tecnológicas antes impensables como: reloj digital, reloj atómico, microondas, celular, lector laser, código de barras, informática, etc , etc, etc, Así, cada “nivel” (infinito) de conciencia permite “ver” , por lo tanto acceder a un “espacio” antes invisible para nuestra experiencia y realidad. Mientras más sutil el nivel de conciencia (quantum) podemos detonar (on) programas más complejos, antes en off, accediendo a experiencias y conocimientos inéditos, en nuestro cuerpo mental, físico…. (regeneración celular… lectura conciente del ADN… … … ….)…. En la experiencia de la física cuántica el quantum es observado por el ser y en los niveles de conciencia, el ser (también) es el observador… ahí lo dejamos…

Keith, al asumir ambos, percepciones diferentes de la Vida, este “diálogo” se ha vuelto agotador, y como no tengo ninguna intención de convencerte de nada, nada gano seguir sustentando “algo” que para ti no existe, así como para mí si existe y la considero la parte “linda” de la vida, la que no se mira, la que se vé… aquella que te hace vivir “milagros” o te “hace saber ” que la velocidad del pensamiento, es superior a la velocidad de la luz… y cuando la “ciencia oficial” lo compruebe, una parte de la humanidad ya habrá emigrado a otro tiempo y a otro espacio …me da risa …

Mis saludos,

Patricia.

En otrasinteligencias@yahoogroups.com, Keith escribió:

> Estimada Patricia.

> No hay tal cosa como “ciencia oficial”. Muchas veces me he declarado > totalmente en contra del uso de ese calificativo. La ciencia es sólo ciencia > si se basa en el método científico. No hay nadie que “oficialice” nada > respecto a este tema. No hay algo como una oficina internacional de > “registro oficial de la ciencia”. Y espero que no lo haya en lo futuro. > Eso quizá sea un motivo de inquietud para quienes tratan de desvirtuar los logros científicos diciendo que la ciencia no hace más que avanzar sobre las ruinas de si misma, porque cualquier persona puede cuestionar sus > fundamentos… y si ha seguido el método científico, entonces podría > establecer nuevos modelos científicos “destruyendo”, en apariencia, los > anteriores. O lo que es lo mismo “des-oficializando” los modelos anteriores. Por ello es que no hay tal cosa como “ciencia oficial” en contra de lo que muchos afirman. Es sólo ciencia si aplica el método científico. No hay “certificados” de oficialidad científica. El día que los haya, sospecharé de ellos. > Lo que sí existe es lo que yo llamo la fiaca científica. Consiste > básicamente en no apegarse al método científico y decir que se “hace > ciencia”. Quienes así lo hacen a veces se molestan por no tener “fondos > oficiales” (esos sí, oficiales, porque hay que llenar formularios en > oficinas especiales para registrar proyectos de investigación y recibir > fondos) para continuar sus actividades. Por ejemplo mencionaría los casos de algunos investigadores frustrados que afirman haber descubierto la manera de fabricar motores de eficiencia por encima de la unidad, sistemas magnetohidrodinámicos de levitación y otros ingenios de dudosa efectividad. Incluso lo que muy de moda está ahora, la medicina alternativa, que gana adeptos gracias a los escándalos por la falta de escrúpulos de los laboratorios de fabricación de medicinas. No caigas en ese engaño, querida amiga. Todos ellos lanzan sus mejores > piedras para desbancar a la ciencia, no porque ésta no funcione o no sea > apropiada, sino porque la investigación científica tiene mucho más > probabilidades de obtener los logros tecnológicos que pagan dicha > investigación. Aunque no todo sea dinero en la ciencia, admito que es > necesario continuar apoyando esta actividad, por diversas razones que, si son de tu interés. podríamos abordar en lo futuro. > El punto es acabar con esa Fiaca Científica, y hacer lo que yo llamo “la > tarea”, que en otras palabras es usar el método científico para cuestionar a la ciencia y cualquier otra actividad humana. Claro, la fe es la única que > no admite este tipo de cuestionamientos, pero eso es una decisión propia que no tiene que ver con la realidad compartida. Se puede coincidir en la fe, > pero lo que ya no se debería hacer es discriminar por la fe. Por ello cuando alguien me dice “dios existe porque tengo fe en ello” no discuto más. Pero si alguien me dice “dios existe porque tú respiras” o “dios permite que la ciencia exista” entonces sí discuto, jejeje. Lo de los balones de fútbol cuánticos me parecen balandronadas, amiga.

Hay muchas inexactitudes en tu dicho. Pero, como todo buen escéptico que se precie de serlo, preguntaré: ¿Cómo se relacionan los niveles de consciencia con la física cuántica?

Saludos desde el espacio entre el cero y la raíz de menos uno

KC

Anuncios

About keithcoors_00

Yo soy yo. Creo que no hay otro. Crítico social. Terrícola por nacimiento y convicción (ésta última la más importante). Mexicano por accidente pero orgulloso de serlo. Escéptico, agnóstico, científico, cáustico, irónico, sarcástico, estocástico y otros calificativos esdrújulos Apariencia aparentemente engañosa, pero consistente. Promotor de proyectos de energía renovable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: