Reencarnación ¿sueño guiajiro? Para Keith

———- Mensaje reenviado ———-
De: Gustavo Fernández

Fecha: 29 de mayo de 2007 11:06
Asunto: Re: [otrasinteligencias] Reencarnación ¿sueño guiajiro? Para Keith
Para: otrasinteligencias@yahoogroups.com

Hola compañero:

A ver si entendí. Según esto, la condiciòn sine qua non para incursionar en el debate científico de la reencarnaciòn presupone la aceptaciòn de la existencia de esa esencia, llamémosle como quieras.

Así que, en una nueva vuelta de tuerca, ¿cuál sería el protocolo, según tu saber y entender, que "demostraría" la existencia del "espíritu"?. Perdòn por tanta insistencia, es que realmente me interesa (quién te dice, terminamos tendiendo un puente entre ciencias duras y espiritualidad. Es decir, nos transformaremos en Pontífices jeje (que, después de todo, sólo significa eso: constructores de puentes). Abrazos.
Gustavo

*Keith* escribió:

Estimado y muy paciente Gustavo

Corrígeme si es necesario. Hasta donde he podido saber del asunto de la reencarnación, ésta significa que después de que uno muere, es posible que el espíritu, el alma, la esencia o como se le llame, vuelva a habitar en otro cuerpo (quizá el de otro ser humano). Renacer, quizá. Literalmente volverse a forrar de carne. Que un espíritu o idea vuelva a tomar forma corporal (Esta última tomada del Diccionario de la Real Academia Española).

Tomando como válidas las premisas anteriores (con la reserva del caso), se me ocurre que si la reencarnación fuese real y auténtica, como mínimo implicaría:

1. Que hubiese un espíritu, un alma, una esencia incorpórea al menos por
cada ser humano vivo.

2. Que de alguna forma ese espíritu habitara en nosotros, con nosotros, y
a pesar de nosotros (me imagino que no podría renunciar a él o solicitar un
cambio si, por ejemplo, si no me satisfacen sus características).

3. Que no se aniquile cuando el cuerpo humano muere.

4. Que de alguna forma ese espíritu se pudiese mantener también fuera del
cuerpo.

5. Que a través de algún mecanismo fuera del cuerpo conserve ciertas
características propias (quizá con cierta identidad e individualidad, o
quizá como parte de una colectividad) y/o adquiridas a partir de vivencias
importantes experimentadas a través de los sentidos y actividad interna del
huésped anterior.

6. Que sea posible reconocer estas características una vez reencarnado.

7. Que ese reconocimiento estuviese basado en las propias características
del espíritu, y no en lo que el "nuevo" cuerpo (y su cerebro) puede crear
como ideas propias o sembradas.

¿Cómo determinar la existencia de un fenómeno con esta simple cadena de condiciones? (Ojo, que es una lista de condiciones no exhaustiva que se me acaba de ocurrir). Tendría que empezarse por la más básica, la que supone la existencia de un espíritu. No sólo su peso (recuerdo que hace tiempo alguien con demasiada iniciativa determinó el "peso" del alma, midiendo lo que pesaba un moribundo y posteriormente su cadáver), sino su esencia, su funcionamiento, al menos sus características.

El estudio de cada una de las condiciones tendría que ser esencial. Según entiendo, lo que hasta ahora se ha hecho es ir al revés, es decir, se tiene una especie de reconocimiento de ciertas características o experiencias (supuestamente anteriores) y se camina en sentido contrario para llegar al punto en que la explicación es que existe una especie de espíritu inmortal que sirve de base para una o varias encarnaciones. El día en que podamos demostrar con evidencias inobjetables que existe un espíritu, un alma, una esencia inmortal, quizá estemos dando los pasos sólidos para llegar a la unificación de muchas líneas de pensamiento. Incluyendo la que supone que esa alma es una unidad que puede almacenar datos de la evolución espiritual que se logra a través de numerosas pasadas por el mundo físico. Gracias Gustavo por propiciar en mí las dudas necesarias y el ejercicio mental adecuado para darle orden a estas ideas.

Saludos y un abrazo desde alguno de los espacios de Calabi-Yau

KC 

Anuncios

About keithcoors_00

Yo soy yo. Creo que no hay otro. Crítico social. Terrícola por nacimiento y convicción (ésta última la más importante). Mexicano por accidente pero orgulloso de serlo. Escéptico, agnóstico, científico, cáustico, irónico, sarcástico, estocástico y otros calificativos esdrújulos Apariencia aparentemente engañosa, pero consistente. Promotor de proyectos de energía renovable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: